Supermartes: la estrategia demócrata tras los hispanos de Texas

Puerta a puerta, llamado a llamado, las campañas de Hillary Clinton y Bernie Sanders están luchando fuerte por conquistar el premio mayor en las primarias del próximo 1 de marzo: Texas.

“¿Debo hacer una H?”, pregunta el congresista texano Gene Green a los voluntarios en la oficina de Clinton en Texas.

Es noche de pintar carteles de cara al evento de en el que la exsecretaria de Estado volveria a Texas para estrechar manos y sellar alianzas. Un momento para revivir el entusiasmo que encontró durante su última visita pública en octubre de 2015.

Lea también: Clinton recibe un impulso para el supermartes

La campaña de Clinton llegó al estado en abril de 2015 y ha trabajado con fuerza para acaparar el respaldo de figuras locales. Sanders visitó Texas en julio, pero su campaña comenzó el trabajo en terreno en noviembre.

Con 252 delegados para los demócratas, la tendencia en el estado puede darle una ventaja significativa al ganador, de cara a la meta principal, los 2,383 delegados necesarios para la convención nacional del partido.

De la cifra total de delegados del estado, 222 se asignan por medio de la votación el 1 de marzo. Los 31 distritos senatoriales asignan un total de 145 delegados, otros 77 se adjudican en base a los totales de votación en el estado y hay 30 superdelegados adicionales que se asignan en la convención nacional.

Campaña de Clinton

“La secretaria Clinton ganará Texas y eso le ayudará a tomar impulso en el proceso de nominación, estoy seguro de eso”, dijo Green.

La campaña ha avanzado mucho desde su llegada al estado en 2015. Periódicos como Dallas Morning News y Houston Chronicle le han dado su apoyo.

Tejano Democrats, una de las organizaciones hispanas más grandes a nivel local, favorece a Clinton. Lo mismo ocurre con Mexican-American Democrats de Texas.

“Hillary ha hecho muchas cosas y tiene un récord que mostrar. Es muy fácil decir que harás cosas, pero ella realmente las ha hecho”, explicó Caroline Riggs, una de las voluntarias de la campaña, que también apoyó a la ex Primera Dama en 2008.

“Hillary no viene de una familia con dinero. Pudo ir a la escuela secundaria gracias a que su madre estaba trabajando como asesora del hogar para una familia. Ella se acuerda de donde viene, ha trabajado en derechos civiles y en reformar la salud mucho antes de que fuera popular”, aseguró.

En octubre la campaña de Clinton lanzó el Consejo de Liderazgo de Texas, con más de 90 demócratas en la lista. Estas últimas semanas ha recibido otras 50 declaraciones de apoyo de figuras locales.

Recientemente tres superdelegados texanos del Comité Nacional Demócrata se pusieron de su lado. Betty Ritchie, Dennis Speight y Lenora Sorola-Pohlman.

“Hemos desarrollado un esfuerzo con un componente bilingüe importante. La secretaria Clinton tiene relaciones estrechas en el estado y hemos conseguido un gran apoyo. Ella estará aquí para dar el último impulso en nuestra recta final”, explicó Carlos Sánchez vocero de la campaña en Houston.

Clinton tiene oficinas en San Antonio, Austin, Dallas y Houston. Antes de la primaria, personal pagado reforzará centros que actualmente operan con voluntarios en El Paso, el Valle de Río Grande y Corpus Christi.

“Estoy lista para trabajar todos los días, 24 horas para Hillary”, comentó Dimitria Nelson, quien colaboró en la campaña de 2008 y ahora está encargada de reclutar apoyo en el condado de Harris.

“El entusiasmo ahora es muy diferente. Cuando me acerco a la gente y les digo que soy de la campaña escucho alegría. Incluso me tocó una señora republicana que me preguntó cómo podía cambiarse de partido para votar por Hillary. Eso me dejó muy animada”, dijo.

Texas inició su votación adelantada el pasado 16 de febrero y los funcionarios locales esperan que en este ciclo de primarias la participación general se eleve.

Campaña de Sanders

En pleno sector residencial de Houston una casa sale de lo común. Completamente iluminada con carteles oficiales y hechos a mano, además de un toque notoriamente juvenil, es la sede de la campaña de Bernie Sanders.

Se abre la puerta y en cada una de las tres habitaciones se ve voluntarios realizando llamadas a votantes. Incluso en el pasillo está instalada una mujer que no cuelga el teléfono.

La mayoría son jóvenes, mujeres y hombres; estudiantes universitarios que dicen ver en Sanders una persona auténtica y confiable.

El estudiante universitario Rosendo Silva ha trabajado como voluntario para la campaña de Sanders desde noviembre de 2015.

“Bernie es una inspiración para muchas personas. Es único, legítimo. Al escucharlo hablar se siente que cree en lo que está diciendo, que es muy auténtico”, comentó.

Comments

comments