Deportan a abuela mexicana acusada de usar beneficios de EEUU

Clarissa Arredondo, de 43 años, abuela mexicana de una familia encabezada por un militar estadounidense enlistado en Afganistán, fue deportada el viernes pasado a México, acusada de usar beneficios del gobierno, reportaron hoy autoridades de San Diego.

Arredondo, que no tenía antecedentes criminales, fue detenida hace dos semanas por agentes de migración cuando se encontraba afuera de su casa y fue subida a una camioneta negra, según testigos.

Adriana Aparicio, de 27 años, hija de Arredondo y cuyo esposo es un veterano de la Armada que trabaja como contratista en Afganistán, dijo que los funcionarios le dijeron a su familia que su madre era una “prioridad” para hacer cumplir la ley.

“Consideran a mi madre como un criminal por mentir sobre el papeleo para obtener el bienestar”, dijo Aparicio, y agregó que las autoridades dijeron que la transgresión sucedió hace más de una década.

El caso de Arredondo, quien llegó a Estados Unidos hace más de 25 años, se suma a muchos otros que han surgido desde que el presidente Donald Trump reorientó las prioridades en materia de deportación de inmigrantes indocumentados.

La Oficina de Inmigración y Aduanas no pudo responder preguntas sobre el caso de Arredondo.

Aparicio no recordaba que su madre fuera beneficiada o se metiera en problemas por hacerlo, y puntualizó que la mujer deportada laboraba limpiando hoteles, casas y apartamentos “para llegar a fin de mes”.

Cuando Aparicio tenía un mes de nacida, Arredondo fue traída a Estados Unidos desde México por su esposo, a quien abandonó y crió sola a sus tres hijos, explicó Aparicio, quien dijo que dos de sus hermanos nacieron en Estados Unidos. “Nos llevaba a trabajar a veces cuando no tenía a nadie que nos vigilara”.

Comments

comments