Cuidado si bebe… el DUI puede deportarlo, perder la residencia o negarle la ciudadanía

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el magnate inmobiliario Donald Trump lograron importantes victorias este martes en el estado de Arizona, el premio mayor de las primarias realizadas en tres estados del país.

El triunfo ratifica el liderazgo que ambos tienen en las carreras por la nominación de los partidos Demócrata y Republicano, respectivamente.

Para Trump la victoria significa llevarse todos los delegados en disputa, ya que este es uno de los estados en los que “el ganador se lo lleva todo”, mientras que para los demócratas se rige por el sistema proporcional.

Sanders no pudo

A pesar de los esfuerzos y la intensa campaña del senador de Vermont en Arizona, Clinton ganó las elecciones primarias con 61% de los votos, frente al 37% de Sanders.

Desde Seattle, en el estado de Washington, la precandidata demócrata reaccionó a los resultados.

“Estoy muy orgullosa de que ganamos hoy Arizona”, dijo Clinton. “(Donald Trump y Ted Cruz) no nos mantendrán seguros prácticas como la tortura o la construcción de muros”, añadió.

Del lado republicano, como lo habían proyectado las encuestas, Trump ganó Arizona con 46% de los votos.

El senador Ted Cruz obtuvo con 21%, mientras el gobernador de Ohio John Kasich logró 10%.

En ese estado fronterizo con México, Trump ha contado con el apoyo público de la ex gobernadora de Arizona Jan Brewer y el alguacil del Condado Maricopa Joe Arpaio, ambos conocidos por sus políticas antiindocumentados.

Arpaio escribió en su cuenta Twitter una felicitación a Trump “por su victoria contra la inmigración indocumentada y los asuntos fronterizos”.

Utah

En el caucus demócrata de Utah, el senador Sanders se impuso a Clinton, de acuerdo con las proyecciones de AP.

El resultado era esperado dada la composición social del estado, con una población muy joven en promedio y mayoritariamente blanca, dos características que favorecen a Sanders.

En Idaho solo los demócratas tienen asambleas electorales. Los republicanos realizaron la suya la semana pasada y fue ganada por el senador Ted Cruz.

Pese a su buen desempeño en la jornada electoral, Clinton y Trump todavía se encuentran lejos del nivel mínimo de delegados que necesitan para obtener las nominaciones en las respectivas convenciones de sus partidos en julio.

Sin embargo, con cada victoria van sacando una ventaja que, de seguir en ese ritmo, sus competidores dificilmente podrán superar.

Comments

comments