Consulado de México en Miami inaugura Centro de Defensoría

El Consulado General de México en Miami inauguró este viernes un Centro de Defensoría para los mexicanos en Estados Unidos que en unas circunstancias como las que se viven desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca va a ser su “sección más importante”.

Así lo declaró el cónsul general José Antonio Zabalgoitia al explicar las funciones de estas “defensorías” que, por decisión del presidente Enrique Peña Nieto, van a funcionar en el medio centenar de consulados que México tiene en Estados Unidos, entre ellos dos en Florida: Miami y Orlando.

El Centro de Defensoría, que en el caso de Miami va a contar con cuatro funcionarios, tres de ellos abogados, se va a encargar de dar información, orientación y, en casos específicos, asistencia legal a los mexicanos.

La decisión de crear estas secciones obedece a que las “circunstancias actuales son distintas a las que hemos tenido durante muchos años”, a que ahora “es necesario concentrar el trabajo consular y priorizar la protección consular”, subrayó Zabalgoitía.

Hay que ser más eficientes y estar más cerca de la gente, indicó.

El cónsul general agregó que aunque hasta ahora no ha visto nada cambios “alarmantes” en lo que se refiere a la situación de los mexicanos del sur de Florida, es necesario adelantarse a las necesidades y “organizar el trabajo para ser más eficientes”.

Una de las promesas de campaña del hoy presidente Donald Trump es construir un muro entre Estados Unidos y México para evitar la entrada de los “‘bad hombres”, según su definición.

Además prometió, y en este caso ya hay medidas en marcha, reforzar las normas contra la inmigración ilegal -se calcula que en Estados Unidos hay unos 11 millones de indocumentados- mediante una política de deportaciones.

En Florida viven más de 600 mil mexicanos, según Zabalgoitia, quien señaló que están sobre todo en el medio rural y muy extendidos en el interior del estado.

El cónsul general no se aventuró a dar cifras de cuántos son indocumentados, pero sí mencionó que hay unos 70 mil que cuentan con visas específicas para trabajar en la agricultura (H2A).

Zabalgoitía indicó que, si bien ha habido un repunte de las deportaciones de mexicanos desde Florida, no ha crecido de una manera drástica ni ha habido “redadas o retenciones” de mexicanos.

Entre las consecuencias más claras de la política migratoria de la Administración Trump para su trabajo, señaló un aumento de los padres con hijos nacidos en Estados Unidos que buscan registrarlos como mexicanos.

“Antes firmaba uno dos registros de nacimiento por semana, mientras que solo ayer firmé quince”, dijo el cónsul general.

Antes no se preocupaban por el hecho de que sus hijos y ellos tuvieran distintas nacionalidades, ahora ante el peligro de ser deportados o incluso porque están pensando en regresar voluntariamente sí buscan que sus hijos tengan también la nacionalidad mexicana, subrayó.

Comments

comments